¿La Economía Circular es rentable para las empresas?

Escuela Europea de Gerencia

En 2018, IKEA presentó un plan para convertirse en una empresa circular para 2030, eliminando los desechos con el compromiso de usar solo materiales renovables o recuperables en toda su gama. Coca-Cola, que fabrica 3 millones de toneladas de envases de plástico al año, ha confirmado desde entonces a Suecia como el primer mercado en el que todas sus botellas se producirán con materiales 100% reciclables.

Así es la economía circular, donde la reutilización y el reciclaje predominan sobre las materias primas y formas de trabajo extractivas.

P&G, adidas y muchos otros nombres familiares también están cambiando algunos de sus métodos y procesos de producción para alejarse de una economía lineal a una menos dependiente de los recursos naturales.

Sin embargo, para algunas empresas, la circularidad es el eje de toda su propuesta. Y además de consolidar su estatus como una empresa respetuosa con el medio ambiente, es un enfoque que puede impulsar el crecimiento económico.

Dado que las Naciones Unidas pronostican que la población mundial alcanzará los 9.700 millones de personas para 2050, la presión sobre los recursos naturales de la Tierra solo aumentará.

En este contexto, los beneficios ambientales de la economía circular son claros: menos desechos van a los vertederos y se usa menos agua, lo que se traduce en menos emisiones de gases de efecto invernadero.

Recortar la producción y el consumo para impulsar el negocio

Una gran empresa que ve los beneficios monetarios de hacer precisamente eso es Schneider Electric. Además de utilizar contenido reciclado y materiales reciclables en sus productos, el fabricante de equipos de ingeniería industrial ha estado implementando una gama cada vez mayor de servicios para ayudar a los clientes a prolongar la vida útil de los productos obsoletos.

Las soluciones de economía circular ahora representan el 12 por ciento de los ingresos del grupo. Para 2021, la empresa con sede en Francia se propuso evitar el consumo de 120.000 toneladas de recursos primarios y reducir las emisiones de CO2 por parte de los clientes en 120 millones de toneladas.

Las empresas que utilizan recursos naturales para fabricar productos desechables equivalen a incendiar un automóvil después de cada viaje y luego comprar uno nuevo.

Solo en Europa, la aplicación de los principios de la economía circular podría desbloquear £1,5 billones de valor para la economía, según la Fundación Ellen MacArthur.

Una industria madura para sacar provecho de esto es el sector de la gestión de residuos y las energías renovables. Ya han surgido empresas emergentes prometedoras en este espacio, incluida Cambrian Innovation, que ha desarrollado tecnología que descontamina el agua sucia y crea una fuente de energía de biogás limpia.


Diplomado relacionado:


Si te interesó este tema, te invitamos a leer nuestro artículo relacionado:

La Economía Circular en la agricultura y la alimentación

 

Categoría:

Fecha del Post:

25 de abril de 2023