La importancia del Ejecutivo de Alto Valor Agregado (Ex AVA) en las organizaciones

Escuela Europea de Gerencia

Autor: José Luis Falcón Mendoza, CEO de la Escuela Europea de Gerencia


En el mundo empresarial actual, la figura del Ejecutivo de Alto Valor Agregado (Ex AVA) se erige como un pilar fundamental para el éxito y la sostenibilidad de las organizaciones. Un Ex AVA (al igual que un X Men) se distingue por su visión integral de la organización, priorizando la consecución de resultados alineados con los objetivos globales de la empresa, en contraposición a los resultados parciales que suelen buscar los ejecutivos operativos.

¿Qué es un Ex AVA?

Un ejecutivo de alto valor agregado es aquel líder que comprende la complejidad de la organización en su totalidad, colaborando activamente para que la empresa alcance sus metas estratégicas. Su enfoque se centra en el beneficio colectivo, buscando el éxito global por encima de intereses individuales o departamentales.

Características del Ex AVA: 

  • Visión integral de la organización.
  • Orientación a resultados globales.
  • Colaboración y trabajo en equipo.
  • Enfoque estratégico a largo plazo.
  • Liderazgo inspirador y motivador.

Diferencias con un ejecutivo operativo:

Los ejecutivos operativos tienden a concentrarse en su área específica, enfocándose en cumplir con indicadores de desempeño individuales (KPIs) y en asegurar que su parte del proceso se complete, sin considerar necesariamente el impacto global. Mientras que un Ex AVA busca la colaboración y la sinergia entre áreas para alcanzar los objetivos organizacionales, el ejecutivo operativo puede no estar tan dispuesto a colaborar y priorizará su propio desempeño.

Tabla comparativa

Aspecto  Ejecutivo operativo  Ejecutivo de Alto Valor Agregado 
Enfoque  Centrado en la gestión cotidiana y eficiencia operacional.  Orientado hacia la estrategia, innovación y crecimiento a largo plazo. 
Visión  Limitada a su área de responsabilidad, con énfasis en objetivos a corto plazo.  Amplia y holística, considerando el impacto de sus decisiones en el éxito global de la empresa. 
Innovación  Puede mostrar resistencia al cambio, priorizando la estabilidad y los procesos existentes.  Proactivo en la búsqueda de cambio, fomentando la innovación y adaptabilidad. 
Colaboración  Trabajo en silos, con interacciones limitadas fuera de su departamento.  Promueve la colaboración interdepartamental, potenciando sinergias organizacionales. 
Resultados  Focalizado en metas específicas de su departamento, satisfacción por cumplimiento de tareas.  Enfocado en el éxito y los resultados sostenibles a nivel organizacional. 
Desarrollo profesional  Predominantemente enfocado en habilidades técnicas y operativas.  Incluye un enfoque en desarrollo de habilidades de liderazgo, visión estratégica y gestión del cambio. 

Desarrollo de Ejecutivos de Alto Valor Agregado:

Desarrollo

Para transformar ejecutivos operativos en Ex AVA, las empresas deben invertir en programas de formación y desarrollo que fomenten habilidades como el pensamiento estratégico, la visión global, la comunicación efectiva y el liderazgo colaborativo. Es crucial promover una cultura organizacional que valore e incentive la excelencia colectiva sobre los logros individuales.

Ejemplos prácticos:

  • Ejecutivo operativo: se enfoca fundamentalmente en procurar cumplir sus KPIs sin considerar el impacto en otras áreas.
  • Ex AVA: Busca activamente colaborar con otros departamentos para lograr resultados globales, incluso si eso implica ir más allá de sus responsabilidades directas.

Problemas en empresas en crecimiento:

En organizaciones en rápido crecimiento, la falta de Ejecutivos de Alto Valor Agregado puede generar problemas al no lograr una coordinación efectiva entre áreas y una visión compartida de los objetivos estratégicos. La resistencia al cambio y la falta de visión global pueden obstaculizar el progreso y limitar el potencial de la empresa.

Por ejemplo, una compañía constructora en rápido crecimiento puede relajar procesos esenciales como lo serían los de planificación de proyectos constructivos. En este caso, es posible que ejecutivos operativos están tan enfocados en realizar sus actividades cotidianas, supongamos avanzar en el proceso de construcción, que dejen de un lado la planificación, lo cual traerá como consecuencia, pérdidas económicas e ineficiencias, aun cuando la obra se termine relativamente a tiempo.

Algunos ejemplos de Ex AVA vs operativos

Ejemplo 1 – Enfoque en resultados globales:

  • Ejecutivo operativo: Un gerente de marketing se enfoca únicamente en aumentar las métricas de interacción en redes sociales de su departamento, sin considerar cómo esto impacta en los objetivos generales de la empresa.
  • Ex AVA: Un director de marketing colabora con otros departamentos para alinear las estrategias de redes sociales con los objetivos de ventas y la visión global de la empresa, asegurando que las acciones contribuyan al crecimiento general de la organización. Un saludo a los directores de marketing que no trabajan alineados a la dirección comercial.

Ejemplo 2 – Liderazgo y colaboración:

  • Ejecutivo operativo: Un jefe de producción se enfoca en cumplir con los plazos de producción asignados a su equipo sin involucrarse en la resolución de problemas más amplios que puedan surgir en la cadena de suministro o en los costos de la producción.
  • Ex AVA: Un director de operaciones lidera iniciativas transversales para mejorar la eficiencia en toda la cadena de suministro, colaborando con diferentes áreas y buscando soluciones integrales que beneficien a toda la empresa.

Ejemplo 3 – adaptación al cambio y resolución de problemas:

  • Ejecutivo operativo: Un director financiero se centra en cumplir con los informes financieros mensuales sin anticipar posibles cambios en el mercado que puedan impactar en la rentabilidad de la empresa.
  • Ex AVA: Un CFO proactivo analiza constantemente el entorno económico, identifica riesgos y oportunidades, y desarrolla estrategias financieras sólidas que permitan a la empresa adaptarse rápidamente a los cambios del mercado y mantener su competitividad.

Principales Competencias de un Ejecutivo de Alto Valor Agregado (Ex AVA):

. Visión estratégica: Capacidad para comprender el panorama general de la organización, identificar oportunidades y desafíos, y establecer objetivos a largo plazo alineados con la misión y visión de la empresa.

. Liderazgo inspirador: Habilidad para motivar, guiar y empoderar a equipos multidisciplinarios, fomentando un ambiente colaborativo y de alto rendimiento.

. Pensamiento crítico: Capacidad para analizar situaciones complejas, tomar decisiones fundamentadas y anticipar posibles escenarios futuros, minimizando riesgos y maximizando oportunidades.

. Comunicación efectiva: Destreza para transmitir ideas de manera clara y persuasiva, estableciendo una comunicación abierta y fluida con todos los niveles de la organización.

. Gestión del cambio: Competencia para liderar procesos de transformación organizacional, adaptándose a entornos cambiantes y promoviendo la innovación continua.

. Colaboración y trabajo en equipo: Habilidad para construir relaciones sólidas, fomentar la colaboración entre áreas y promover un espíritu de equipo orientado a la consecución de objetivos comunes.

. Orientación a resultados: Enfoque en la consecución de metas y resultados tangibles, priorizando el impacto global sobre los logros individuales. No se queda en el problema, siempre busca soluciones.

. Ética profesional: Actuar con integridad, transparencia y responsabilidad en todas las decisiones y acciones, manteniendo altos estándares éticos en su desempeño.


¿Qué impide el cambio de ejecutivo operativo a Ex AVA?

La transición de un ejecutivo operativo a un ejecutivo de alto valor agregado (Ex AVA) implica una transformación significativa en términos de habilidades, mentalidad y enfoque estratégico. Hay varias razones por las cuales un ejecutivo operativo podría no avanzar hacia este nivel de liderazgo, entre las que se incluyen:

Enfoque en tareas a corto plazo: los ejecutivos operativos suelen estar inmersos en la gestión cotidiana y la resolución de problemas a corto plazo, lo que puede limitar su capacidad para desarrollar una visión estratégica a largo plazo. Un estudio de la Universidad de Stanford (2018) sugiere que la presión por resultados inmediatos a menudo desincentiva la inversión en actividades estratégicas y de desarrollo a largo plazo.

Falta de oportunidades de desarrollo: la ausencia de programas de liderazgo y desarrollo diseñados para expandir las competencias estratégicas y de liderazgo puede ser un obstáculo significativo. Según la «Encuesta Global de Capital Humano» de Deloitte (2020), muchas organizaciones no ofrecen suficientes oportunidades para el desarrollo de habilidades estratégicas y de liderazgo transformacional.

Cultura organizacional rígida: una cultura organizacional que no fomente la innovación, el riesgo calculado y la experimentación puede reprimir el potencial de liderazgo de alto valor agregado. Un informe de McKinsey & Company (2017) indica que las culturas organizacionales que promueven la seguridad psicológica y la toma de riesgos son más propensas a desarrollar líderes innovadores y adaptativos.

Falta de mentalidad de crecimiento: los ejecutivos operativos pueden no avanzar debido a una mentalidad fija que limita su disposición a aprender y adaptarse. Carol Dweck, en su investigación sobre mentalidades fijas y de crecimiento, destaca que aquellos con una mentalidad de crecimiento son más propensos a aceptar desafíos, aprender de los errores y desarrollar nuevas competencias.

Limitaciones en habilidades de comunicación y colaboración: la efectividad en roles de alto valor agregado a menudo depende de habilidades avanzadas de comunicación y la capacidad para fomentar la colaboración entre departamentos y equipos diversos. La falta de estas habilidades puede ser un factor limitante, como lo sugiere un estudio de la Harvard Business Review (2019) sobre la importancia de las habilidades comunicativas y colaborativas en el liderazgo moderno.

Resistencia al cambio: la adaptabilidad es crucial para los ejecutivos de alto valor agregado. La resistencia al cambio, tanto a nivel personal como organizacional, puede impedir la evolución hacia roles que demandan una alta capacidad de adaptación y gestión del cambio. También un gran saludo a esos ejecutivos que son más tercos que una mula.


Conclusiones:

El rol del Ejecutivo de Alto Valor Agregado es fundamental para el éxito sostenible de las organizaciones en un entorno empresarial cada vez más competitivo y complejo. Fomentar una cultura de liderazgo colaborativo y desarrollo de habilidades estratégicas es clave para impulsar la transformación de ejecutivos operativos en verdaderos Ex AVA.

En resumen, la evolución de los ejecutivos operativos hacia Ejecutivos de Alto Valor Agregado es esencial para el crecimiento y la competitividad de las empresas en un entorno empresarial dinámico. La capacidad de pensar y actuar con una visión global y colaborativa marcará la diferencia entre el éxito y el estancamiento en el mundo empresarial actual.

José Luis Falcón Mendoza
CEO
Escuela Europea de Gerencia
jfalcon@eegerencia.eu

Mensaje del CEO – Escuela Europea de Gerencia (eegerencia.eu)

Categoría:

Fecha del Post:

13 de marzo de 2024

Programas en Alianza