¿Cómo superar la fatiga virtual?

  • Home
  • blog
  • ¿Cómo superar la fatiga virtual?
blog image

¿Cuántas horas estamos mirando la pantalla del computador o del dispositivo móvil todos los días? Si revisamos las herramientas de “uso de pantalla” podremos darnos cuenta que seguramente ¡son más de 8-10 horas!  Algunos de nosotros nos sentimos agotados y ansiosos. Se combinan varios factores: el temor por nuestra salud y los seres queridos en medio de la pandemia de Covid19, trabajar y estudiar desde casa, presión y demanda laboral, y además… muchas horas de conexión electrónica. 

El teletrabajo tiene ciertamente sus ventajas. Para los participantes de nuestros programas, la formación virtual ha funcionado de manera extraordinaria. Sin embargo, la nueva realidad con reuniones en línea, webinars, LIVE en Instagram, las redes sociales, las reuniones virtuales con la familia, etc… han creado un nuevo factor de stress: fatiga de comunicación virtual!

Con esto presente, hemos querido compartir algunas recomendaciones para ayudarle a gestionar el teletrabajo y su comunicación virtual y así disminuir las posibilidades de fatiga, agobio y desaliento:

Programar pausas entre reuniones virtuales

Tanto los ojos como nuestro cerebro necesitan un descanso. No programe reuniones unas detrás de otras. Decida gestionar su agenda teniendo presente pausas y tiempo de descanso. Durante estas pausas, aproveche para estar “consciente del aquí y ahora” y respirar aire fresco, caminar, hacer algún ejercicio físico, meditar, planificar tareas importantes. 

Día “no virtual”

La dinámica del teletrabajo, el liderazgo virtual y la gestión de equipos remotos muchas veces exige un seguimiento cercano, incluso diario, de tareas y funciones. Sin embargo, este es el momento para construir un liderazgo orientado a la economía del conocimiento: confianza y empoderamiento. Planifique reuniones semanales en donde estén claras las metas, objetivos y acciones concretas a realizar. Tenga reuniones one – to -one para ser más específico si es necesario. Luego… deje a su equipo trabajar y avanzar en sus tareas. A su ritmo, pero con fechas claras de entrega. 

En algunas organizaciones hay tantas reuniones que las personas no pueden dedicarse a pensar, crear, investigar y hacer. En el caso del equipo EEG, intentamos tener reuniones muy puntuales, que incluyen: agenda, moderador, secretario, minutas de acuerdos y compromisos.  Estas reuniones se hacen sólo una vez a la semana, y aspiran a tener un tiempo claro de inicio y de fin. 

Programar un día cada semana sin reuniones virtuales ofrece una buena sensación de equilibrio entre el trabajo y la vida. 

El espacio de trabajo

El teletrabajo apareció sin aviso. Muchos de nosotros hemos reacondicionado nuestro hogar para el trabajo. Habitaciones que ahora son oficinas. Salas que, en lugar de recibir visitas, tienen aparatos y cables. Piense por un momento, ¿es un lugar agradable y cómodo?  Lo ideal es contar con un espacio privado, tranquilo, con iluminación natural y ventilación. 

Dedique algo de tiempo a “crear” un espacio agradable que le permita mantener el enfoque e invite a las ideas a fluir sabiamente. 

Duración de las reuniones virtuales

Como señalamos más arriba, nuestras reuniones deben tener hora de inicio y fin en función de la agenda prevista. Haga un esfuerzo por hacer eficiente el tiempo de la reunión, minimizar las distracciones y temas paralelos, invitar sólo a las personas que contribuyen con el tema u objetivo en cuestión, y mantenerse dentro de la agenda. 

Desactivar las notificaciones 

Hay un síndrome que se llama FoMo y significa “Fear of Missing out”. En español es algo así como “tener miedo de quedar afuera de lo que ocurre alrededor: noticias, salidas, eventos”. Es por eso que muchos revisamos ansiosamente el Email, las notificaciones en las redes sociales, las noticias, etc. Todos somos culpables de la adicción a las pantallas. La nuestra, y la de nuestros hijos! 

Le recomendamos que desactive las notificaciones de vez en cuando, especialmente si está dirigiendo o asistiendo a una reunión o capacitación virtual. Esto le ayudará a mantenerse más enfocado y relajado. 

Asimismo, decida tener espacios de descanso sin noticias y sin dispositivos en las manos. Los momentos en los que recomendamos no tener contacto con el mundo virtual son las mañanas -al despertarse-; durante sus comidas; cuando comparte con su familia; cuando entrena, y antes de dormir.

Otras maneras de comunicar…

Muchas sesiones ahora virtuales podrían ser reemplazadas con una llamada o un correo electrónico. En el caso de las capacitaciones virtuales, la EEG ha trabajado en el diseño instruccional de todos nuestros programas para hacerlos altamente efectivos y eficientes. Apoyándonos en la metodología MATROP, enviamos con antelación a la clase sincrónica un material que sirve de “preparación”. ¿Podría Ud. hacer algo similar antes de sus reuniones virtuales?

Desactivar de vez en cuando la cámara

Si Ud. quiere evaluar su lenguaje corporal durante las reuniones puede hacerlo de vez en cuando a través de las grabaciones. Sin embargo, aunque parezca extraño, auto-observarse en la pantalla es un factor que contribuye a la ansiedad: nos preocupamos por cómo nos vemos, y/o por lo que puede aparecer en la cámara…

Durante las reuniones, active y desactive la cámara de vez en cuando para descansar la vista… y disminuir la fatiga virtual.  

Beber agua 

Finalmente es muy importante mantenernos hidratados. Sabemos que Ud. lo sabe. Tenga a mano suficiente líquido, junto a los lápices, bolígrafos y resaltadores favoritos! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En qué podemos ayudarte?
WeCreativez WhatsApp Support
Doris
Disponible
WeCreativez WhatsApp Support
Bethania
Disponible
WeCreativez WhatsApp Support
Andris
Disponible